En el día de la tierra llegó un mensaje

Y un día, después de tanto daño, después de tanto abuso la naturaleza se rebeló, y en ese momento la actividad humana se paralizó.

Mundo Periodismo Ecologico 22 de abril de 2020
planeta enojado

En el día de la tierra llegó un mensaje

Y un día, después de tanto daño, después de tanto abuso la naturaleza se rebeló, y en ese momento la actividad humana se paralizó.

La grandeza de sus ciudades quedó en silencio, los grandes pájaros de acero ya no derramaron carbono en el aire. Ese día como animales enjaulados millones se refugiaron en sus hogares tomando distancia el uno del otro. Las familias se separaron, la arrogancia y el sentimiento de supremacía dio lugar al temor.

Habían exterminado millones de especies, contaminado los ríos y talado más de la mitad de los bosques de la tierra. Creyeron que el dinero todo compraba y todo resolvía, que lo humano era lo esencial y el planeta lo fútil.

Pero ese día un virus, uno más de los millones que asolaron a la humanidad logró lo impensado; detenerlos, darles un tiempo para reflexionar.

El virus no los mató a todos. ¡No!,  hizo algo peor, los confundió, paralizó su economía y mostró su fragilidad.

En las calles y parques se vieron animales antes ocultos, volvieron mariposas y pájaros con sus trinos, el cielo recuperó su transparencia y el agua quedó liberada para el jugueteo de millones de peces.

Entre ellos ya no se pudo ocultar la verdad  que muchos negaban o desestimaban. Los pobres poblaban todo el planeta, los había  aún en aquellos lugares donde se decía que la vida era inmejorable. Los ricos mostraron su avaricia y su desdén, se ocultaron insensibles  sentados sobre sus fortunas.

La naturaleza se rebeló, emitió una señal.

Cuando las ciudades se vuelvan nuevamente ruidosas, el aire impuro y los animales  se escondan, será la hora de cambiar, quizás ya no habrá nuevos avisos, quizás la próxima vez la tierra elegirá deshacerse de ellos.

Te puede interesar

Ambientalistas,  pero no tanto…

La cuerda se tensa y los grises se diluyen, los discursos sobre sustentabilidad suenan cada vez menos a protección y más a destrucción limitada.

BASTA

¿Un Consejo para frenar a los destructores de humedales?

El pasado 5 de Septiembre de 2020 se puso en marcha el Consejo Asesor de vecinos de la planicie de inundación del Río Luján. Este mecanismo de participación ciudadana puede hacer la diferencia de quince años de expansión del negocio inmobiliario sobre los humedales continentales de Tigre.

165c2bc9-6934-49c3-ac48-ce614bf4ce55