RESISTENCIA AL CIERRE DE COSTAS EN SAN FERNANDO

MUNICIPIO DE SAN FERNANDO DA LA ESPALDA A LOS ISLEÑOS Y VECINOS ELLOS DICEN, QUEREMOS SER ESCUCHADOS, "NO SOMOS UN PUEBLO FANTASMA"

Actualidad PERIODISMO ECOLÓGICO 10 de agosto de 2020
COSTA SF

San Fernando, Amarra pública 9 de julio y el río, 10 de agosto de 2020

Los Isleños e isleñas residentes en 1ra y 2da sección del Delta del Paraná en conjunto con la comunidad ribereña vecina
de 9 de julio y Río Luján estamos preocupados y alertas frente a otro posible cierre o restricción del último acceso libre y

gratuito a las costas de San Fernando.

Exigimos información y participación vinculante en el diseño y reglamentación de la supuesta construcción de una amarra pública
Los Hechos…
La Municipalidad de San Fernando durante el mes de julio aprovechó la cuarentena para iniciar obras de reforma de la
costa/amarra pública situada en la calle 9 de Julio y Río Luján. Dicha costa/amarra es el único acceso público y gratuito al
río que queda en el municipio de San Fernando. La misma es utilizada por isleñas e isleños residentes en la primera y
segunda sección del Delta del Paraná, y por vecinas y vecinos "de continente", que la precisamos en forma cotidiana
para dejar las embarcaciones de pesca, o recolección del junco, o aquellos que viven en las islas, ir a comprar
provisiones, trabajar, ir a la salita de salud o al hospital, visitar familiares y amigos en el continente entre otras
actividades. Este acceso público es ya el único que conecta el río al continente, esencial para aquellos que no pueden
costear el valor prohibitivo de las amarras privadas o las amarras semi-privatizadas de Tigre cuya gratuidad finaliza
pasadas las 16h de estadía, lo cual excluye en muchas situaciones a la población de menores recursos económicos.
Las obras han sido iniciadas con total hermetismo, de forma ilegítima ya que se iniciaron sin la participación,
consentimiento y/o consulta previa de la comunidad isleña y de vecinos y vecinas de continente. También de forma
ilegal o al menos irregular, ya que no existe ningún cartel dando informaciones sobre la supuesta obra pública municipal
explicando los alcances y funcionamiento de la misma, profesionales responsables o planeamiento y valor de las obras.
Hasta el momento no ha existido un diálogo de algún funcionario con la comunidad isleña ni con la comunidad ribereña.
No hemos sido tenidos en cuenta ante una obra que impacta directamente en nuestras vidas.
Nuestras sospechas…
Ante esta situación, nuestra desconfianza es enorme, y exigimos que la Municipalidad de San Fernando, con puño y letra
del intendente dé pruebas de que estas obras implicarán una mejora real de la actual condición de la costa/amarra
publica, y no un modo encubierto de despojarnos de este acceso bajo el pretexto de dar un mejor servicio y seguridad a
los vecinos. El sentimiento generalizado de los usuarios y usuarias de la actual amarra y costa pública es que estamos
ante una privatización encubierta que restringiría o imposibilitaría el uso de la amarra pública, como parte de un
proceso que se viene desarrollando lenta pero implacablemente en el sector de la costa. La Municipalidad de San Isidro
cerró recientemente en plena pandemia el sector de amarras públicas de la Calle 33 Orientales, bloqueando el acceso a
las embarcaciones con rejas, secuestrando botes, etc. Asimismo, ha sido muy difundida la denuncia de docentes y
estudiantes de la Universidad Nacional de Luján por la usurpación del acceso a la costa desde los predios universitarios
sobre la costa de San Fernando, esto ocurrió a pocos metros del actual conflicto, lo cual da cuenta de un procedimiento
sistemático de intervención violenta de parte de los municipios, que avanzan, no consultan y cosechan rechazos.
Los usuarios y usuarias auto-convocadas, pero sobre todo ciudadanos y ciudadanas de nuestro país con derechos,
queremos que la obra respete las leyes vigentes y que las autoridades municipales abandonen la actitud de atropello e
indiferencia con los isleños, ribereños y ciudadanos en general.

No sea cosa que nuestras sospechas se cumplan una vez que el muro que estamos viendo construir y la amarra
municipal sean erguidos y se instalen cámaras de vigilancia. No sea cosa que recién entonces veamos las reales
intenciones y el verdadero uso que se le dará a la amarra, y ya sea demasiado tarde para aquellos que dependemos de la
última porción de costa/amarra pública de San Fernando.
Nuestras preguntas…
Surgen racimos de preguntas: ¿existirá algún costo para la amarra? ¿un límite de tiempo? ¿está contemplado preservar
la rampa natural que utilizamos para la salida y entrada de embarcaciones desde y por el continente? ¿o para bajar o
subir materiales? ¿las y los vecinos del continente tendrán acceso al río? ¿las personas con discapacidad o capacidades
diferentes tendrán acceso especial? ¿qué pasa con los kayaks, piraguas, botes a remo, canobotes, etc? ¿está
contemplado un espacio disponible para reparaciones de emergencias como se puede hacer actualmente? ¿de qué
manera se responsabiliza la amarra ante el robo de embarcaciones y/o motores? Seguramente más vecinos y vecinas
tendrán más dudas.
Exigimos a las autoridades y representantes municipales…
Por todo lo expuesto exigimos:
- La celebración de una Consulta Previa que nos permita participar en el planeamiento, alcance y ejecución de las
obras, así como en la elaboración de las normas de funcionamiento de la amarra una vez finalizadas las mismas.
- Presentación por parte de las autoridades municipales de un Estudio de Impacto Ambiental de acuerdo con las
leyes ambientales vigentes.
- Una Ordenanza Municipal que garantice el respeto por la condición pública y el acceso libre y gratuito a la nueva
amarra municipal.
Pedimos el apoyo de los medios de comunicación, agradecemos la divulgación boca a boca y en las redes por parte de
las personas que comprenden y comparten nuestra lucha. Pedimos al gobierno que nos escuche y nos haga participé de
cualquier proyecto en el cual estemos inmersos aunque el mismo se justifique en nombre de nuestro beneficio.
Respetamos las buenas intenciones del municipio, pero no deberían planificar desde un escritorio sin una previa
consulta pública y vinculante.
Queremos dejar en claro que el pueblo de islas no es un pueblo fantasma, que cruzando el río Luján cambia el paisaje
pero siguen las personas con iguales deberes y derechos que el resto de la población argentina. Para nosotros la
restricción o privatización municipal de ese pedazo de costa sería equivalente a cercar todo un barrio y poner un peaje
en la única salida posible.
La situación es angustiosa pero el silencio por parte del municipio lo es aún más. No queremos exponernos ni exponer a
nuestros vecinos isleños y ribereños a ningún tipo de contagio, queremos cumplir las normas que hoy se establecen y
que son de total conocimiento, pero para ello necesitamos que las autoridades competentes estén a la altura, que fluya
la comunicación y el diálogo, que haya transparencia en el actuar de las mismas.
Sin más y en espera de respuesta favorable a nuestros pedidos.

POR UNA AMARRA PUBLICA, LIBRE Y GRATUITA, QUE FUNCIONE 24HS Y 365

DIAS AL AÑO

ISLEÑO/AS Y VECINO/AS AUTOCONVOCADO/AS

Contactos: 1151619428 o 1134389818

Te puede interesar

ESTAN QUEMANDO NUESTROS PULMONES

Hoy la Ciudad de Buenos Aires amaneció cubierta por nubes de humo provenientes de humedales e islas del delta superior, empujado por el viento norte.

amaz