UN PROYECTO QUE SUPERA PRESUPUESTOS Y SE ALEJA DE LOS MÍNIMOS...

Salvar los humedales requiere de nuevas concepciones sobre la naturaleza y medidas audaces para protegerla. Publicamos un proyecto que va en ese sentido en medio del debate de la "Ley de Humedales".

Actualidad LIC. FERNANDO J. DEL GIUDICE 23 de agosto de 2020
delt

LA CAMARA DE DIPUTADOS Y EL SENADO DE LA NACION SANCIONAN
CON FUERZA DE LEY
ARTÍCULO 1.- OBJETO. La presente Ley tiene por objeto reconocer los derechos del
delta y humedal, así como las obligaciones y deberes del Estado y de la sociedad para
garantizar el respeto de estos derechos, entendiéndose como delta y humedal a los
territorios insulares comprendidos dentro del Plan Integral Estratégico para la Conservación
y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Paraná (PIECAS-DP)
ARTÍCULO 2.- PRINCIPIOS. Los principios de obligatorio cumplimiento, que rigen la
presente ley son:
1. Armonía.
2. Bien Colectivo.
3. Garantía de regeneración del delta y humedal. El Estado en sus diferentes niveles y la
sociedad, en armonía con el interés común, deben garantizar las condiciones necesarias
para que los diversos sistemas de vida del ambiente puedan absorber daños o
perturbaciones como ser la contaminación, la deforestación, la pérdida de biodiversidad,
entre otros y regenerarse sin alterar significativamente sus características de estructura y
funcionalidad, reconociendo que los sistemas de vida tienen límites en su capacidad de
regenerarse, y que la humanidad tienen límites en su capacidad de revertir sus acciones.
4. Respeto y defensa de los Derechos del Ambiente. El Estado y cualquier persona
individual o colectiva respetan, protegen y garantizan los derechos del ambiente para el
bienestar de las generaciones actuales y las futuras.
5. No comercialización. Por el que no pueden ser comercializados los sistemas de vida, ni
los procesos que sustentan, ni formar parte del patrimonio privado de nadie.
6. Interculturalidad. El ejercicio de los derechos del ambiente requiere del reconocimiento
de la comunidad a la recuperación, respeto, protección, y diálogo de la diversidad de
sentires, valores, saberes, conocimientos, prácticas, habilidades, trascendencias,
transformaciones, ciencias, tecnologías y normas.
ARTÍCULO 3.- Para efectos de la protección y tutela de sus derechos, el Ambiente adopta
el carácter de sujeto colectivo de interés público.
ARTÍCULO 4.- Todas las personas, al formar parte de la comunidad que compone el
Ambiente, ejercen los derechos establecidos en la presente Ley, de forma compatible con
sus derechos individuales y colectivos resolviendo los conflictos de manera que no se
afecte los sistemas de vida.
ARTÍCULO 5.- El delta y humedal tiene los siguientes derechos:
1. A la diversidad de la vida: Es el derecho a la preservación de la diferenciación y la
variedad de los seres que componen el delta y humedal, sin ser alterados genéticamente ni
modificados en su estructura de manera artificial, de tal forma que se amenace su
existencia, funcionamiento y potencial futuro.
2. Al agua: Es el derecho a la preservación de la funcionalidad de los ciclos del agua, de su
existencia en la cantidad y calidad necesarias para el sostenimiento de los sistemas de vida,
y su protección frente a la contaminación para la reproducción de la vida del ambiente y
todos sus componentes.
3. Al aire limpio: Es el derecho a la preservación de la calidad y composición del aire para
el sostenimiento de los sistemas de vida y su protección frente a la contaminación, para la
reproducción de la vida del ambiente y todos sus componentes.
4. A su dinámica interna: Es el derecho al mantenimiento o restauración de la
interrelación, interdependencia, complementariedad y funcionalidad de los componentes
del ambiente, de forma dinámica para la continuación de sus ciclos y la reproducción de sus
procesos vitales.
5. A la restauración: Es el derecho a la restauración oportuna y efectiva de los sistemas de
vida afectados por las actividades humanas.
6. A vivir libre de contaminación: Es el derecho a la preservación del delta y humedal de
contaminación de cualquiera de sus componentes, así como tipo de residuos generados por
las actividades humanas. 

ARTÍCULO 6.- El Estado tiene las siguientes obligaciones:
1. Desarrollar políticas públicas y acciones sistemáticas de prevención, alerta temprana,
protección, precaución, para evitar que las actividades conduzcan a la extinción especies de
flora y fauna autóctonas, la alteración de los ciclos y procesos que garantizan la vida o la
destrucción de sistemas de vida, que incluyen los sistemas culturales que son parte del
ambiente.
2. Las actividades económicas y consumo deberán adecuarse para la satisfacción de las
necesidades del habitante para su bienestar, salvaguardando las capacidades regenerativas y
la integridad de los ciclos, procesos vitales para el funcionamiento del ambiente.
3. Evitar la sobreexplotación de sus componentes, de la comercialización de los sistemas de
vida o los procesos que los sustentan.
4. Estimular la eficiencia energética.
5. Promover el reconocimiento y defensa de los derechos del ambiente en el ámbito
multilateral y regional.
ARTÍCULO 7.- Son deberes de las personas físicas y jurídicas, públicas o privadas:
1. Defender y respetar los derechos del delta y humedal.
2. Promover la armonía en el delta y humedal en todos los ámbitos de su relación con las
comunidades humanas, el resto de la naturaleza y los sistemas de vida.
3. Participar de forma activa, personal o colectivamente, en la generación de propuestas
orientadas al respeto y la defensa de los derechos del delta y humedal.
4. Asumir prácticas de producción y hábitos de consumo en armonía con los derechos del
delta y humedal.
5. Asegurar el uso y aprovechamiento sustentable de los componentes del delta y humedal.
6. Denunciar todo acto que atente contra los derechos del delta y humedal, sus sistemas de
vida y/o sus componentes.
7. Acudir a la convocatoria de las autoridades competentes o la sociedad civil organizada
para la realización de acciones orientadas a la conservación y/o protección del delta y
humedal.
ARTÍCULO 8.- Establécese al delta y humedal en el contexto de lo establecido por el
Artículo 1 de la presente Ley, como “Reserva de Carbono”, en concordancia con la Ley
27520 de Presupuestos Mínimos de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático Global.
ARTÍCULO 9.- De forma.
FUNDAMENTOS
Señor Presidente:
La importancia que el ambiente y en particular el delta y los humedales que lo
constituyen tiene para la sociedad presente y futura.
La normativa hasta el momento, se ha centrado fundamentalmente en las acciones de
las personas, pero no en los derechos del ambiente como una entidad viva, con su dinámica
propia e insustituible.
Este enfoque es un nuevo marco conceptual y de estatus jurídico para el desarrollo de
normas para el tratamiento de la problemática ambiental, atendiendo siempre a la
interdependencia de los procesos ambientales.
El encuentro internacional sobre Cambio Global que tuvo lugar en Francia, demuestra
la gran ocupación de la comunidad sobre espacios vulnerables a esta modificación climática
como son los ambientes, calentamiento global, modificación de la biodiversidad e
implicancias socioeconómicas, derivadas de este fenómeno, en pleno desarrollo, pero
además de reconocer a los humedales como muy activos sistemas de captación de carbono
atmosférico.
El contexto geopolítico establecido en el Plan Integral Estratégico para la Conservación
y el Aprovechamiento Sostenible del Delta del Paraná (PIECAS-DP) se entiende como el
adecuado pues involucra a varias provincias y diferentes grados de uso del delta y los
humedales.
Los Derechos Internacionales de Tercera Generación ya incorporan al ambiente como
parte de ellos y que se ha consagrado en la Constitución modificada en el año 1994 y 

adoptada por las diferentes provincias en sus respectivas cartas magnas. “El sujeto
protegido ya no es el individuo en sí mismo. Los de primera generación, o por su rol social
y los de segunda generación, sino por integrar un pueblo, una nación, o ser parte de toda la
humanidad. Se toma en cuenta a las personas, como integrantes de una comunidad con
conciencia de identidad colectiva”, siendo los distintos ambientes o sus ecosistemas,
biomas, o formaciones biológicas terrestres o acuáticas son parte de esos derechos,
consagrados además por los tratados firmados como por la Argentina como la Ley 23919
RAMSAR del año 1991 y últimamente el Convenio de Nairobi firmado en 2013.
El poder crear como Reserva de Carbono a estos ambientes dentro del contexto
geopolítico del PIECAS-DP permitirá en un futuro inmediato que nuestro país pueda
intercambiar bonos de carbono por fondos genuinos y de permanente disponibilidad en
tanto mantengamos las condiciones de protección y uso establecidos por la presente Ley, en
una nueva estrategia de aprovechamiento de la oferta ambiental que no sean las
tradicionales y degradantes actividades extractivistas, es decir poder aprovechar los
beneficios de los “intereses” que brinda el ambiente sin afectar su “capital”.
Por último demostrado está que la mano protectora del humano no ha logrado consagrar
la verdadera protección del ambiente que se traduce en deforestaciones masivas,
contaminación del suelo, de las aguas, de los glaciares, de la atmósfera, de los alimentos
que provienen de un ambiente vapuleado por innumerables actividades que lejos de
solucionar el problema lo han agudizado en un marco de crecimiento poblacional que
demanda de recursos cuyo deterioro deja inermes a las futuras generaciones para el disfrute
de un ambiente sano tal como lo consagra nuestra Constitución Nacional.
Por todo lo expuesto se solicita la aprobación de este proyecto de Ley.

FERNANDO J. DEL GIUDICE –
LICENCIADO EN ECOLOGÍA Y CONSERVACIÓN DE
RECURSOS NATURALES RENOVABLES
- Universidad Nacional de La Plata / Facultad de Ciencias
 Naturales y Museo

Te puede interesar

¿Un Consejo para frenar a los destructores de humedales?

El pasado 5 de Septiembre de 2020 se puso en marcha el Consejo Asesor de vecinos de la planicie de inundación del Río Luján. Este mecanismo de participación ciudadana puede hacer la diferencia de quince años de expansión del negocio inmobiliario sobre los humedales continentales de Tigre.

165c2bc9-6934-49c3-ac48-ce614bf4ce55