Leyes chicas, daños grandes

Leyes que no salen, renuncias que preocupan, interrogantes sobre lo que vendrá. lo que somos y lo que podemos ser esta en disputa.

Actualidad Por: Daniel Bracamonte 18 de noviembre de 2020
nota23

La aún no sancionada ley “Del fuego” o la recientemente aprobada por ambas cámara  ley “Yolanda” de educación ambiental son avances  en medio de tanta inacción en defensa del ambiente pero no están en el rango de las grandes leyes como  la Ley “De humedales”.

Seguramente desde la política algunos dirán: “es lo que podemos logra” frente al  lobby agro exportador, ganadero e inmobiliario. Este lobby es  muy fuerte para leyes mayores y si éstas se logran dictar serán  de baja efectividad  por estar hechas a la medida de las presiones de los grupos de poder. 
Pero la política falla no sólo en dictar buenas leyes de protección ambiental, es en su práctica diaria  donde el actual gobierno reproduce lo que niega en su discurso.

 Volvieron a darle jerarquía de Ministerio a ambiente, pero de allí no salió otra cosa que discursos prometedores e iniciativas superfluas que no toman cartas con los graves conflictos ambientales y ecológicos que suceden hoy en Argentina.

La única representante que se fijó una meta de trabajo serio frente al cambio climático en la secretaria de ambiente de la cancillería, Silvia Vázquez… Se fue.

Las razones son fácilmente escrutables, remar a contracorriente  en medio de una emergencia climática es una tarea imposible. Desde el gobierno sólo baja una premisa, producir y a cualquier costo.

El ecocidio es un daño colateral que ellos consideran aceptable para “salvar la economía”.  
Con la expansión de la agro industria, la ganadería y en negocio inmobiliario y ahora los cerditos de producción masiva; “ vendrán los dólares” que expandirán la economía, no importa si el pasivo ambiental aumenta a niveles críticos, son tan necios que creen que habrá tiempo para reparar lo que hoy se destruye.  

Los ríos se tiñen de verde, perdemos cientos de especies por año, los humedales son consumidos para generar dólares para pocos y están tan ausentes de la realidad que planifican cárceles sobre humedales.

Pero ellos son las opciones políticas que votamos,  mejores que CEOS que gobernaron, pero cultores de una vieja escuela política que ya no registra la nueva globalidad.

De este lado no estamos mejor, si bien la conciencia ambiental creció de forma importante la diáspora del ambientalismo y el ecologismo es patética.

 Miles de organizaciones nucleadas en cientos de coordinadoras  donde el merito individual aún pesa más que el bien ambiental.  Lo peor, no hay ambición de crear una nueva fuerza política que cambie el paradigma socio ambiental  y dé los primeros pasos urgentes hacia una nueva relación entre la supervivencia humana y la del planeta.

 Los políticos experimentados que podrían liderar ese cambio ven la construcción hacia arriba, creen que hay que reclutar desencantados y lograr candidaturas. Si bien es fundamental que el pensamiento verde ecologista ocupe espacios en nuestras cámaras y todo espacio de representación, sin un partido fuerte, extendido, organizado, con línea política y objetivos estratégicos, los logros individuales serán sólo saltos transitorios que reproducirán las viejas y nocivas prácticas políticas. No necesitamos lideres, necesitamos organización, disciplina, el retorno del poder popular porque la tarea es nuevamente cambiar el mundo y en el corto plazo.

Te puede interesar

NO A EL PROYECTO DE ENAJENACIÓN PUBLICA DE LOS HUMEDALES EN TIGRE

LA ASAMBLEA DE VECINOS DE DIQUE LUJAN Y VILLA LA ÑATA POR LOS HUMEDALES SOLICITA, SE SUSPENDA EN FORMA URGENTE EL TRATAMIENTO Y/O SE RECHACE EL PROYECTO DE LEY QUE DECLARA UTILIDAD PUBLICA Y SUJETO A EXPROPIACIÓN INMUEBLE PARTIDO DE TIGRE CIRCUNSCRIPCION 4 PARCELA 265R POR VIOLACIÓN LEY 8912 Y 11723 Y LEYES DE MEDIO AMBIENTE NACIONAL Y PROVINCIAL NRO. 23919, 25335 Y 25675. SE GIRE COPIA DE LA PRESENTE A TODOS LOS LEGISLADORES.

!ES UN HUMEDAL!